60 años del Manifiesto de Oberhausen. El resurgir del cine alemán

Compartir en:
Memorias de Oberhausen

El 28 de febrero de 1962 la historia del cine alemán cambió para siempre. 26 jóvenes directores tomaron el marco del hoy mítico Festival de Oberhausen para presentar un Manifiesto que se rebelaba contra el convencionalismo y la apatía de la industria fílmica germana. “El viejo cine ha muerto. Nosotros creemos en el nuevo”, afirmaban. Y estaban en lo cierto.

Los firmantes, entre los se encontraban Alexander Kluge o Edgar Reitz, impulsaron un giro que cambiaría drásticamente las bases conocidas hasta entonces, propiciando el nacimiento inmediatamente después del “Nuevo Cine Alemán” integrado por Fassbinder, Herzog, Wenders, etc. 

Se incluyen en el ciclo obras fundacionales como la obra maestra de Kluge Una muchacha sin historia (1966); Mahlzeiten (1966-67) de Edgar Reitz, ganadora del premio a la mejor ópera prima en Venecia; Nueve vidas tiene el gato (1968) de Ula Stöckl, considerada la primera película feminista de Alemania del Oeste; y monumentos del ensayo y la experimentación fílmica como Irreconciliables de Jean-Marie Straub y Danièle Huillet (1965) y El fuego inextinguible de Harun Farocki (1969).

> Todas las sesiones serán presentadas por Javier H. Estrada.

 

 

Fecha
7, 8, 9 y 10 de julio de 2022

Sala Azcona